APARICIONES

Preguntas sobre Apariciones

De todas las manifestaciones espiritistas, las más interesantes son, sin contradicción, aquellas por las cuales los Espíritus pueden hacerse

visibles. Se verá por la explicación de este fenómeno que, como los otros, nada tiene de sobrenatural.

A continuación ponemos las respuestas que con este objeto han dado los Espíritus.

 

  1.       ¿Los Espíritus pueden hacerse visibles?

  Sí, sobre todo durante el sueño; sin embargo, ciertas personas los ven también durante la vigilia, pero es más raro.

Observación. – Mientras que el cuerpo descansa, el Espíritu se desprende de los lazos materiales; es más libre y puede más fácilmente ver a

los otros Espíritus con los cuales entra en comunicación. El sueño no es más que el recuerdo de este estado; cuando uno no se acuerda de nada,

se dice que no ha soñado, pero el alma no ha dejado de ver y gozar de su libertad. Nosotros nos ocupamos más especialmente aquí de las

apariciones en estado de vigilia.

 

  2.      Los Espíritus que se manifiestan a la vista, ¿pertenecen más bien a una clase que otra?

  No, pueden pertenecer a todas las clases, a las más elevadas como a las más inferiores.

 

  3.       ¿Es dado a todos los Espíritus el manifestarse visiblemente?

  Todos lo pueden; pero para esto no tienen siempre el permiso ni la voluntad.

 

  4.       ¿Cuál es el fin de los Espíritus que se manifiestan visiblemente?

             Esto depende de su naturaleza; el fin puede ser bueno o malo.

 

  5.       ¿Cómo puede darse este permiso cuando el fin es malo?

  Entonces es para probar a aquellos a quienes se aparecen.

  La intención del Espíritu puede ser mala, pero el resultado puede ser bueno.

 

  6.       ¿Cuál puede ser el fin de los Espíritus que tienen mala intención haciéndose ver?

             Asustar y muchas veces vengarse.

  – ¿Cuál es el motivo de los Espíritus que vienen con buena intención?

  Consolar a las personas que lamentan su ausencia, probar que existen

y están cerca de vosotros, dar consejos y algunas veces reclamar asistencia para ellos mismos.

 

  7.       ¿Qué inconveniente habría en que la posibilidad de ver los Espíritus fuese permanente y general?

              ¿No sería esto un medio de quitar las dudas de los más incrédulos?

  Estando el hombre constantemente rodeado de Espíritus, su visión incesante le alteraría, le mortificaría en sus acciones y le quitaría la

iniciativa en la mayor parte de los casos, mientras que creyéndose solo obra más libremente.

En cuando a los incrédulos, bastantes medios tienen de convencerse si quieren aprovecharse y si no les ciega el orgullo.

Sabéis muy bien que hay personas que han visto y que por esto no creen más,

puesto que dicen que son ilusiones. No os inquietéis por estas gentes; Dios se encarga de ellas.

 

Observación.Habría tanto inconveniente en verse constantemente en presencia de los Espíritus, como en ver el aire que nos rodea,

o los millares de animales microscópicos que pululan alrededor de nosotros y sobre nosotros. De donde debemos deducir que lo que

Dios hace está bien hecho y que sabe mejor que nosotros lo que nos conviene.